25 de mayo de 2019

145. La baraja


Conozco solo tres tipos de baraja: la española, la inglesa y el tarot. Antes de morir, mi madre me enseñó a leer las cartas, de cualquiera de esos tres tipos de baraja, con la idea de que se podía predecir el futuro. Ignoro cuántos rostros han desfilado ante mí, en la mesa de aquel bar al que he hecho referencia en tantas ocasiones, solo para conocer la lectura que doy a las cartas.

144. La máquina


Repleta de engranajes y tornillos, una máquina es un elemento distintivo de la modernidad y, sin embargo, también implica la deshumanización de la humanidad. Dejamos en manos de las máquinas el valor del trabajo y el esfuerzo que realiza la humanidad para la consecución de algo (cualquier cosa, una meta puede ser).

23 de mayo de 2019

143. La calle


Largas, breves, con hermosas casas con patio al frente, repletas de edificios con rascacielos, con más lotes baldíos que viviendas, pavimentadas en concreto asfáltico, concreto hidráulico, adoquín, cantera, piedra, grava o simple tierra, con banquetas o sin ellas, luciendo hileras de arboledas o vacías de vegetación como en las grandes urbes mal planeadas, iluminadas o sin un solo poste de electricidad, repletas de cables de servicios o apostadas bajo la inmensidad de un cielo azul profundo, en medio de la guerra o gozando el privilegio de la paz.

142. El mercado


Quien viaja y no visita el mercado local no termina de conocer un lugar. Se trata de espacios tan emblemáticos como la iglesia de un pueblo, la plaza pública o el edificio de un ayuntamiento, aunque solo en el mercado encontramos los elementos que caracterizan la vida cotidiana de quienes habitan en dicho lugar.

22 de mayo de 2019

141. La solitud


Hay soledades que pueden ser experiencias positivas porque nos permiten estar con nosotros mismos para apreciar (y valorar) nuestra existencia. No son experiencias frecuentes debido a que los tiempos modernos se empeñan en reforzar las relaciones de codependencia, por más tóxicas que estas sean.

140. La espalda (II)


-->
De todas las partes que conforman el cuerpo humano, solo la espalda resulta desconocida para nosotros por su ubicación. Estos ojos no pueden mirarse la espalda a menos que sea a través del reflejo en un espejo o una fotografía. En todo caso se trataría de un filtro mediante el cual podemos apreciar sus vértebras y curvas.

21 de mayo de 2019

139. El reloj


Seguramente alguien de la Europa central inventó el tiempo. Lo pienso porque tal vez ahí surgieron los primeros relojes de sol (he de confesarlo, desconozco mucho de la historia de la humanidad, especialmente de la antigüedad) que indicaban ¿qué?, ¿para qué querrían saber la hora en la antigüedad si no estaban sujetos al estrés de los tiempos que vivimos?